Congresistas piden al Fiscal General y Secretaria de Estado de Pensilvania que se recusen en casos de elecciones

Trabajadores electorales cuentan las boletas de los votantes en Filadelfia, Pensilvania, el 4 de Noviembre del 2020. (Spencer Platt/Getty Images)
Trabajadores electorales cuentan las boletas de los votantes en Filadelfia, Pensilvania, el 4 de Noviembre del 2020. (Spencer Platt/Getty Images)

Los miembros del congreso del Partido Republicano de Pensilvania pidieron al fiscal general del Estado, Josh Shapiro (D), y a la secretaria de Estado, Kathy Boockvar (D), que se recusen de futuras investigaciones relacionadas con las elecciones, citando preocupaciones sobre su manejo de las elecciones presidenciales del estado en 2020.

En una carta del Sábado, un grupo de congresistas republicanos, incluyendo a los representantes, Lloyd Smucker, Mike Kelly, Glenn Thompson, Guy Reschenthaler, Brian Fitzpatrick, Fred Keller, Scott Perry, Dan Meuser y John Joyce, dijeron que están “profundamente preocupados por la forma en que el Mancomunidad ha manejado las elecciones generales”.

Entre sus preocupaciones, los congresistas dijeron que los condados recibieron “orientación de último minuto” en la víspera del día de las elecciones sobre la corrección de las boletas, lo “que está en conflicto directo con la ley electoral de Pensilvania”.

Además argumentaron que a los observadores legales voluntarios se les impidió el acceso a los lugares de recuento de votos y acusaron a Shapiro de “desempeñar un doble papel como candidato político y árbitro legal con un conferido interés personal”.

“Creemos que estos conflictos e irregularidades erosionan en gran medida la confianza pública en el sistema electoral de la Mancomunidad”, argumentaron los congresistas.

La carta destaca las declaraciones anteriores del fiscal general de Pensilvania “incluyendo los posteos en las redes sociales que anuncian el resultado de las elecciones, antes de la contabilización de un solo voto”.

“Si todos los votos se suman en Filadelfia, Trump va a perder”, publicó Shapiro en Twitter antes del día de las elecciones, seguido de críticas generalizadas.

Más tarde defendió el posteo de las redes sociales insistiendo en que el candidato presidencial demócrata Joe Biden ganaría.

“Pero examinemos el registro de aquí. Donald Trump y sus colaboradores fueron a los tribunales una y otra vez para limitar la participación de los votantes”, dijo Shapiro a CNN. “Tal como yo me referí, sobre restar votos de la ecuación, y yo creo que está claro que si alguien sintió que tenía una buena oportunidad de ganar las elecciones —y las encuestas son lo que son, sugieren que no lo es, si alguien se sintió confiado en su capacidad de ganar las elecciones con un electorado certificado, entonces ¿por qué iría a los tribunales una y otra vez para tratar de sustraer votos?”.

La carta añade que las declaraciones de Shapiro “son preocupantes y ponen de manifiesto la incapacidad del fiscal general para mantener la imparcialidad y separar sus deberes juramentados de sus deseos políticos”.

“Nosotros creemos que debido a este conflicto, el fiscal general debe recusarse de todos los procedimientos electorales futuros y nombrar a un designado imparcial que siga adelante”.

En una declaración separada, el diputado Smucker pidió tanto a Shapiro como a Boockvar que se recusen de las investigaciones relacionadas con las elecciones, diciendo que “ambos han hecho declaraciones altamente partidistas con respecto al Presidente Trump”.

Boockvar comenzó en 2015 a desacreditar públicamente a Trump en las redes sociales mientras se preparaba para una carrera presidencial. Ella compartió enlaces a las historias cruciales de la campaña del mandatario, por ejemplo, uno afirmaba que una presidencia de Trump llevaría a Estados Unidos a una larga recesión.

Más adelante no se detuvo una vez que Trump fue elegido. En 2017, por ejemplo, escribió: “Usar el título de ‘Presidente’ antes de la palabra ‘Trump’ realmente degrada el cargo de la presidencia”.

Ella defendió sus declaraciones el Jueves, diciendo: “Mira, esto fue hace cuatro años y en ese momento yo no estaba en la administración, no estaba en ningún servicio público”.

“Yo era un ciudadana común, era una cuenta personal de Twitter”, dijo Boockvar a los periodistas.

En 2019, Boockvar fue nombrada secretaria de Estado de Pensilvania en funciones y fue confirmada por el Senado estatal en Noviembre del año pasado.

La campaña de Trump criticó a la funcionaria por sus posiciones políticas, incluso después de que un juez de Pensilvania falló a favor de ellos el Jueves pasado en un caso de un observador electoral.

Pese a ello, el sheriff de Filadelfia se negó a hacer cumplir la orden, dijeron horas después los funcionarios de la campaña de Trump.

Shapiro y Boockvar no respondieron de inmediato a las peticiones de comentarios de The Epoch Times.

Los congresistas de Pensilvania concluyeron su carta diciendo que, como algunos asuntos serán tratados ahora por la Corte Suprema de Estados Unidos, ellos siguen “preocupados por la integridad de la elección y los continuos intentos de la administración y sus funcionarios de poner sus dedos en la balanza en pos de lo que ellos creen que debería ser un resultado preordenado”.

“Estas acciones continúan socavando los cimientos de nuestra democracia representativa y desafían la fe de los ciudadanos de Pensilvania en su gobierno. Les imploramos que dejen la política a un lado y den a estas peticiones la debida consideración”, escribieron.

Con información de Zachary Stieber .

A continuación

Posturas políticas de Trump y Biden sobre China


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: