EE.UU. urge a Cuba a liberar “inmediatamente” al disidente José Daniel Ferrer

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, urgió este lunes a su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, a liberar “inmediatamente” al disidente José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), que permanece preso desde octubre pasado.

“Por el bien del pueblo cubano y por la mejora en su nación, le instamos a liberar inmediatamente a José Daniel Ferrer y a dar el primer paso hacia un futuro mejor para Cuba”, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense en una carta dirigida a Rodríguez y difundida por el Departamento de Estado.

Pompeo alega que, en los más de cien días que ha estado “injustamente” preso, Ferrer “ha sido arrastrado, encadenado, golpeado y quemado reiteradamente” por agentes del régimen cubano.

Grupos como Amnistía Internacional (AI) e instituciones como la Organización de Estados Americanos (OEA) han solicitado la liberación de Ferrer, para quien la Fiscalía cubana pide nueve años de cárcel, según reveló su esposa en enero pasado.

Ferrer, uno de los disidentes cubanos con mayor proyección internacional, se encuentra preso desde octubre pasado en Santiago de Cuba por una supuesta agresión a otro hombre, un cargo que sus allegados niegan a la vez que aseguran que se trata de un delito “prefabricado” por el régimen.

El disidente, de 49 años, pasó casi ocho años en prisión como parte de los 75 opositores encarcelados en la “Primavera Negra” de 2003, en su caso por ser uno de los promotores del Proyecto Varela, liderado por el fallecido disidente Oswaldo Payá.

A juicio de Pompeo, los cargos “espurios” contra Ferrer siguen un “patrón familiar de acoso, violencia y arrestos arbitrarios” contra la cada vez más mermada disidencia en el interior de la isla.

“EE.UU. nunca olvidará a los valientes cubanos que arriesgaron sus vidas por el bien de una Cuba libre. Hasta que haya democracia y respeto por los derechos humanos en Cuba y todos los presos políticos sean liberados, EE.UU. continuará responsabilizando al régimen por sus abusos”, se comprometió Pompeo.

Desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha endurecido la política hacia Cuba con reducciones del personal diplomático, el aumento del embargo comercial, restricciones a los cruceros y limites a los viajes de estadounidenses a la isla.

Esas medidas han sido acogidas con entusiasmo por parte del exilio cubano en Florida, uno de los estados claves para las elecciones de noviembre, en las que Trump opta a la reelección.

A continuación

La naturaleza satánica de Karl Marx

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *