Indescifrable: Recordar a los codificadores navajos

Hombre con una mano en el pecho mientras otros hombres hacen saludo militar (© Mario Tama/Getty Images)
Codificadores navajos saludan durante un desfile del Día de los Veteranos el 11 de Noviembre de 2009, en la Ciudad de Nueva York. (© Mario Tama/Getty Images)

Cuando los japoneses descifraron la codificación militar de los Aliados utilizada para proteger los planes de operaciones en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial, la infantería de Marina de Estados Unidos pidió ayuda a la Nación Navajo.

El Cuerpo de Infantería de Marina eligió a 29 hombres navajos para crear un código basado en un idioma navajo complejo y no escrito. En 1942, la infantería de Marina llegó a las playas de Guadalcanal con 15 codificadores navajos.

Dos militares utilizando equipos en el terreno (© PhotoQuest/Getty Images)
Preston Toledo y su primo Frank Toledo, codificadores navajos e infantes de Marina de Estados Unidos comunican órdenes en una radio portátil el 7 de Julio de 1943. (© PhotoQuest/Getty Images)

“Esta fue la primera batalla en la que el código navajo iba a ser probado en una batalla real para comprobar cómo nuestra memoria estaría bajo un fuerte fuego enemigo”, dijo en una ceremonia en la Casa Blanca en 2017 (en inglés) el codificador Peter MacDonald en honor a los codificadores. “Bueno, tres semanas después del desembarco, el general Vandegrift, comandante de la 1 ª División de Infantería de Marina, envió un mensaje a Estados Unidos diciendo, «Este código navajo es genial. El enemigo nunca lo entendió», dijo. «Nosotros tampoco lo entendemos, pero funciona. Envíenos más navajos»“.

Los codificadores enviaban comunicaciones por teléfono y radio en su idioma nativo, sustituyendo las palabras navajo por términos militares que no formaban parte de su idioma. Por ejemplo, la palabra para “bomba” era “papa” y los nombres de diferentes pájaros sustituían a diferentes tipos de aviones. También usaron términos alternativos para las letras del alfabeto inglés para deletrear palabras que no eran parte del código.

Los codificadores podían traducir tres líneas de inglés en 20 segundos, en lugar de los 30 minutos que tardaban en codificar un mensaje con las máquinas existentes, según la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (en inglés). Y mientras que esas máquinas necesitaban mantenerse seguras, un codificador con una radio podía ir a cualquier parte.

Los codificadores participaron en todas las operaciones importantes de la Infantería de Marina en el teatro de operaciones del Pacífico, informó la Radio Pública Nacional (en inglés) lo que dio a sus compañeros infantes de marina una importante ventaja durante la guerra. Durante la batalla de casi un mes de duración por Iwo Jima, por ejemplo, seis infantes de marina codificadores de habla transmitieron con éxito más de 800 mensajes.

Los japoneses nunca descifraron el código, y a los codificadores se les atribuye la creación del único código indescifrable de la historia militar moderna. Su servicio continuó hasta el Día de la Victoria sobre Japón, V-J, que marcó el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945.

“Ustedes son personas especiales”, dijo el Presidente Trump en el evento de la Casa Blanca. “Ustedes son personas realmente increíbles. Y desde el corazón, desde el corazón absoluto, apreciamos lo que han hecho, cómo lo han hecho, la valentía que han demostrado y el amor que tienen por su país”.

El Presidente Trump rodea con el brazo a un hombre mientras otro observa (© Susan Walsh/AP Images)
El Presidente Trump se reúne con los codificadores navajos Peter MacDonald (centro) y Thomas Begay en la Casa Blanca. (© Susan Walsh/AP Images)

Al final de la guerra, unos 400 navajos habían servido como codificadores y 13 habían sido muertos en acción. Los codificadores mantuvieron su trabajo en secreto durante décadas hasta que los militares desclasificaron el programa en 1968.

El 11 de Noviembre, Día de los Veteranos, el Museo Nacional del Indígena Americano inaugurará en Washington el Monumento Nacional a los Veteranos Indígenas americanos (en inglés) para rendir homenaje al servicio militar de los indígenas americanos, incluyendo a los codificadores.

En 2001, el Presidente George W. Bush entregó la Medalla de Oro del Congreso a los 29 codificadores originales por crear el código, y condecoró con la Medalla de Plata del Congreso a las docenas de personas más que prestaron servicio.

“Recordamos una historia que todos los americanos pueden celebrar y que todos los americanos deberían conocer”, dijo Bush en la ceremonia. “Es una historia de un pueblo antiguo llamado a servir en una guerra moderna. Es la historia de un código oral indescifrable de la Segunda Guerra Mundial, mensajes que viajan por la radio de campo en Iwo Jima en el mismo idioma que se escuchaba en la meseta de Colorado hace siglos. Sobre todo, es una historia de jóvenes navajos que llevaron honor a su nación y victoria a su país”.


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: