La alta deuda corporativa representa un riesgo para la economía de EE.UU., dice expresidenta de la Fed

La alta deuda corporativa representa un riesgo para la economía de EE.UU., dice expresidenta de la Fed

WASHINGTON—Las compañías altamente endeudadas son vulnerables a las consecuencias económicas del coronavirus y representan un gran riesgo para la economía americano, según Janet Yellen, expresidenta de la Reserva Federal.

Antes de la pandemia de COVID-19, la economía estaba “en buena forma en general” y el sistema bancario tenía amplia liquidez, dijo Yellen en una video conferencia organizada por la Brookings Institution el 30 de Marzo.

“Pero las corporaciones no financieras entraron en esta crisis con enormes cargas de deuda, y eso es una vulnerabilidad. En mi opinión, habían tomado préstamos excesivos mediante la emisión de bonos corporativos y préstamos apalancados”, dijo.

Gracias a las tasas de interés históricamente bajas, la deuda corporativa ha crecido a un ritmo rápido desde la recuperación de la recesión financiera de 2008. Los fondos de pensiones, las compañías de seguros y los inversores que buscan oportunidades de Mayor rendimiento también contribuyeron a esta ola de préstamos y alentaron la deuda corporativa hincharse, dijo Yellen.

“El problema es que crea un riesgo para la economía, y me temo que lo veremos en los próximos meses, porque puede desencadenar una ola de impagos corporativos”, agregó.

La deuda corporativa no financiera aumentó en un 78 por ciento en la última década, llegando a USD 6.6 billones, según CNBC.

El Servicio de Inversores de Moody’s recientemente redujo su perspectiva de la deuda corporativa de Estados Unidos a negativa desde estable, afirmando que la pandemia resultaría en un aumento de las tasas de incumplimiento.

La compañía calificadora advirtió que los sectores “más sensibles a la demanda y el sentimiento del consumidor”, como las aerolíneas de pasajeros globales, las industrias de alojamiento y cruceros, y los automóviles son los más vulnerables.

Las compañías de energía también están en alto riesgo debido a una caída en los precios del petróleo, mientras que los bancos enfrentan desafíos en este entorno de bajas tasas de interés, según Moody’s.

La rebaja se produjo a pesar del compromiso de la Fed de comprar deuda corporativa en un esfuerzo por aumentar la liquidez.

El Departamento del Tesoro proporcionará USD 450,000 millones a la Fed para comprar préstamos e inversiones, como parte del reciente paquete de estímulo de coronavirus. Esto crea aproximadamente USD 4.5 billones de capacidad de préstamo, según los economistas, ya que el banco central podría proporcionar USD 10 en préstamos por cada USD 1 que reciba del Tesoro.

Según Moody’s, la intervención del banco central es útil, pero algunos de los sectores muy endeudados continuarán enfrentando desafíos.

“El apoyo del gobierno amortiguará el golpe para algunas compañías, pero es poco probable que evite problemas en las compañías con una viabilidad a largo plazo menos segura”, escribió Edmond DeForest, director de crédito de Moody’s, en un informe.

¿Recesión en forma de V o no?

Los fondos de bonos de alto rendimiento registran salidas récord en las últimas semanas, mientras que las nuevas emisiones de deuda y refinanciamiento se han agotado.

Según Yellen, las compañías altamente endeudadas, incluso cuando evitan el incumplimiento, generalmente reducen la inversión y la contratación, y eso dificultará la recuperación económica.

“Si el bloqueo finaliza razonablemente pronto y los apoyos monetarios y fiscales que existen ahora permiten que los hogares y las compañías reanuden la actividad cuando finalice el encierro, probablemente veremos una V con un crecimiento positivo para el cuarto trimestre del año, pero eso es en el mejor de los casos, agregó.

Sin embargo, a Yellen le preocupa que una recuperación rápida en forma de V no se materialice si las compañías comienzan a cortar sus relaciones con los empleados y reducen la inversión y la contratación para hacer frente a las altas cargas de la deuda.

“Eso dificultará que los trabajadores obtengan nuevos empleos y que las compañías comiencen de nuevo sin problemas”, dijo.

La Mayoría de los analistas ahora esperan que la economía americano se contraiga bruscamente en los primeros dos trimestres de este año debido al empeoramiento de la pandemia y las medidas tomadas por el gobierno para combatirla.

El 31 de Marzo, Goldman Sachs emitió un nuevo informe con importantes revisiones a la baja de su producto interno bruto (PBI) y estimaciones de empleo.

Los economistas de Goldman ahora predicen que el PBI se contraerá un 9 por ciento en el primer trimestre y un 34 por ciento en el segundo. Y se espera que la tasa de desempleo aumente a 15 por ciento a mediados de año.

Pero este “valle más profundo” será seguido por un “Mayor rebote” en la segunda mitad del año, según el informe de Goldman Sachs. Y habrá más ganancias fuertes en 2021.

“Si bien la incertidumbre es sustancial, esperamos que los bloqueos y el distanciamiento social den como resultado nuevas infecciones mucho más bajas durante el próximo mes, y nuestra línea de base es que la propagación y adaptación más lenta del virus por parte de compañías e individuos debe preparar el escenario para una recuperación gradual de la producción a partir de Mayo, Junio”, dice el informe.

Descubra

Datos filtrados de China revelan que los infectados son 52 veces más que la cifra oficial


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *