Legislador de EE.UU. acusa a Beijing de mentir sobre el número de infectados y muertos en China

Legislador de EE.UU. acusa a Beijing de mentir sobre el número de infectados y muertos en China

En respuesta a un informe clasificado de la agencia de inteligencia de EE.UU. sobre el encubrimiento del brote del virus por parte de China, el representante americano Michael McCaul (republicano de Texas) condenó al Partido Comunista Chino (PCCh) por engañar al mundo para proteger a su régimen.

“Aunque el PCCh tiene una larga historia de mentir a su propio pueblo y a la comunidad mundial, me sigue pareciendo sorprendente lo lejos que llegará este régimen para proteger su poder”, dijo McCaul en una declaración emitida el 1 de Abril.

“Incluso antes de que se publicara la noticia de este informe estaba claro que el Partido Comunista Chino no es un aliado digno de confianza en la lucha contra COVID-19”, añadió.

El informe clasificado, reportado por primera vez por Bloomberg que cita a tres funcionarios americanos sin nombre, fue presentado a la Casa Blanca la semana pasada, según el declaración de prensa. El informe decía que el reporte de China sobre los casos confirmados del Covid-19 y las cifras de muertes son deliberadamente incompletas.

Dos de los tres funcionarios dijeron que el informe llegaba a la conclusión de que las cifras de China son falsas.

Sin embargo, durante una conferencia de prensa realizada diariamente por el Grupo de Trabajo sobre el Coronavirus de la Casa Blanca el 1 de Abril por la noche, el Presidente Donald Trump negó haber recibido este informe de inteligencia. Sin embargo, dijo que las cifras del régimen chino “parecen estar un poco alejadas de la realidad”.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus como el Covid-19 porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido permitieron que el virus se propagara por toda China y creara una pandemia mundial.

La escalada de la pandemia comenzó en Wuhan, la capital de la provincia de Hubei. Desde entonces, el Covid-19 se ha propagado a más de 200 países y territorios, y ha matado a más de 43,000 personas fuera de China continental.

McCaul señaló que Beijing no fue claro en cuanto a la naturaleza del virus. “Mintieron al mundo sobre la transmisión del virus de persona a persona, silenciaron a los médicos y periodistas que trataron de informar sobre la verdad, y ahora aparentemente están ocultando el número exacto de personas afectadas por esta enfermedad”, dijo.

El régimen chino no reconoció abiertamente que el virus podía transmitirse entre personas hasta el 20 de Enero, a pesar de que su vecino asiático Taiwán había advertido a la Organización Mundial de la Salud sobre el riesgo de transmisión entre personas el 31 de Diciembre.

Posteriormente, Taiwán envió dos expertos en salud a Wuhan para investigar. A su regreso, dieron una conferencia de prensa en Taipei el 16 de Enero, diciendo que no podían descartar la posibilidad de transmisión humana.

La OMS también repitió inicialmente la afirmación de Beijing de que no había “ninguna prueba clara de transmisión entre humanos” de este virus.

El régimen chino también silenció a ocho médicos, entre ellos al oftalmólogo Li Wenliang, después de que publicaran en redes sociales chinas sobre una neumonía que se estaba propagando en Wuhan.

Li, que falleció después de contraer el virus de un paciente, fue citado a principios de Enero a una comisaría de policía local de Wuhan por “difundir rumores” y se le ordenó que firmara una declaración de “confesión”.

La semana pasada, McCaul escribió una carta al Secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, pidiendo una investigación global sobre el encubrimiento del PCCh. También pidió a los directores ejecutivos de Amazon, Facebook, Google y Twitter que prohibieran a los medios de comunicación estatales chinos difundir desinformación sobre el Covid-19 en esas plataformas de Internet.

Desde principios de Marzo, Beijing comenzó a impulsar agresivamente una campaña de propaganda mundial para desviar la atención de su mal manejo del brote epidémico.

“Debemos impedir que el PCCh cause más daño en medio de esta pandemia que ellos permitieron que se enconara y luego se propagara por el mundo”, concluyó McCaul en su reciente declaración.

La Dra. Deborah Birx, coordinadora de respuesta del Grupo de Trabajo del Coronavirus de la Casa Blanca, declaró que la reacción inicial de Estados Unidos ante el brote fue lenta debido a los datos inexactos de China.

“Creo que la comunidad médica interpretó la información china como, algo serio, pero más pequeño de lo que nadie hubiera esperado. Porque creo que probablemente nos faltaba una cantidad significativa de información”, dijo Birx en una sesión informativa el 31 de Marzo.

En una declaración del 1 de Abril, el senador Ben Sasse (R-Neb.) también cuestionó los datos sobre el virus en China.

“El Partido Comunista Chino ha mentido, está mintiendo y seguirá mintiendo sobre el coronavirus para proteger al régimen”, dijo Sasse.

Además, agregó: “La propaganda basura de Beijing no debe ser tomada en serio por la Organización Mundial de la Salud, por periodistas independientes o por los epidemiólogos americanos que van a vencer este terrible virus”.

Sigue a Frank en Twitter: @HwaiDer

A continuación

Régimen chino apunta a Trump en su campaña de desinformación


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *