Llega la elección final, pero el ganador podría no ser declarado durante días

Los votantes emiten sus votos en las urnas en el lugar de votación anticipada del Charleston Coliseum and Convention Center en North Charleston, Carolina del Sur, el 16 de Octubre del 2020. (Logan Cyrus/AFP vía Getty Images)
Los votantes emiten sus votos en las urnas en el lugar de votación anticipada del Charleston Coliseum and Convention Center en North Charleston, Carolina del Sur, el 16 de Octubre del 2020. (Logan Cyrus/AFP vía Getty Images)

Decenas de millones de americanos votarán el 3 de Noviembre en unas elecciones que ya batieron récords de participación antes de que las urnas se abran el día de las elecciones.

Más de 95 millones de personas ya habían votado anticipadamente en la víspera de las elecciones. Más de 60 millones de los votos anticipados se emitieron por correo, lo que aumenta la probabilidad de que el resultado final no sea claro debido a las demoras que algunos estados permiten para la recepción, procesamiento y conteo de las boletas.

Los funcionarios electorales de algunos estados pueden comenzar a procesar las boletas semanas antes del día de las elecciones, lo que incluye retirar las boletas de los sobres y alinearlas para su recuento. En otros estados, las boletas no pueden procesarse legalmente antes, una limitación que obligará a los funcionarios locales a efectuar una elección en persona mientras procesan una avalancha de boletas de voto anticipado. Es probable que el problema se agrave en los estados que no han actualizado sus sistemas para la nueva carga de trabajo.

Las elecciones presidenciales no se han prolongado más allá del día de las elecciones desde el año 2000, cuando las irregularidades en las boletas de Florida dieron lugar a semanas de caos y batallas en los tribunales.

En algunos estados, incluyendo los indecisos Pensilvania y Minnesota, las boletas anticipadas no pueden ser contadas hasta después del cierre de las urnas el 3 de Noviembre. Las boletas anticipadas pueden empezar a contarse cuando se abran las urnas el día de las elecciones en otros 20 estados, incluyendo los estados disputados de Florida, Ohio y Georgia, según el Grupo de Investigación Electoral de AP.

Varios estados permiten que las boletas en ausencia lleguen por correo después del día de las elecciones, incluyendo Ohio, un estado crucial donde las boletas pueden ser contadas si están estampadas por el correo antes del día de las elecciones y llegan antes del 13 de Noviembre. Ohio debe reportar el conteo si las boletas tardías llegan antes del 28 de Noviembre.

Tanto el Presidente Donald Trump como el candidato presidencial demócrata Joe Biden hicieron campaña en Pensilvania en los dos últimos días antes de las elecciones. La prórroga de tres días para la recepción de las boletas por correo del estado sobrevivió a una solicitud de orden judicial en la Corte Suprema, pero aún podría ser anulada mediante una impugnación por separado.

Trump ha advertido desde hace mucho tiempo, incluso en un mitin en Carolina del Norte el 2 de Noviembre, que la avalancha de boletas de voto por correo y los posibles retrasos podrían abrir la puerta a trampas y resultar en un caos. Los demócratas han hecho retroceder esa retórica sugiriendo que los cambios recientes son necesarios para tratar de limitar la propagación del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus. Los políticos de izquierda también suelen afirmar que no hay pruebas de fraude electoral. Una base de datos de fraude electoral mantenida por la Fundación Heritage ha documentado alrededor de 1300 casos probados de fraude electoral.

De los cuatro estados donde Trump realizó cinco mítines el 2 de Noviembre, Michigan y Wisconsin requieren que las boletas de voto por correo lleguen a más tardar el día de las elecciones. Los dos estados donde Biden hizo campaña—Pensilvania y Ohio—permiten que las boletas sean contadas después del 3 de Noviembre.

Las boletas por correo juegan un papel muy importante para los demócratas. En los estados que reportan afiliaciones partidarias para la votación anticipada, los demócratas han emitido 7.7 millones de votos más por correo que los republicanos, según el Proyecto de Elecciones de EE.UU. Los republicanos, mientras tanto, son más propensos a emitir votos anticipados en persona, superando a los demócratas en más de 716,000 votos emitidos en los estados que reportan afiliaciones.

El día de las elecciones corona una tumultuosa carrera presidencial que incluyó la exoneración de Trump en la conclusión de la investigación sobre Rusia, el casi colapso de la candidatura de Biden en las primarias demócratas, el impeachment del Presidente por los demócratas de la Cámara de Representantes y la exoneración por los republicanos del Senado, la pandemia histórica que echó por tierra una economía que había batido récords y las recientes revelaciones sobre los negocios en el extranjero de la familia Biden que posteriormente fueron censuradas en las redes sociales.

En la última carrera antes del 3 de Noviembre, Trump y Biden expusieron sus casos en los estados disputados, describiendo las consecuencias de las victorias de su oponente en términos apocalípticos.

“Si la izquierda radical gana el poder, colapsará nuestra economía y enviará a nuestra nación a una depresión. Biden aumentará sus impuestos por 4 billones de dólares, incrementará masivamente sus regulaciones, cerrará sus fábricas, enviará sus trabajos al extranjero —eso es lo que ha estado haciendo toda su vida, él y su grupo— destruirá los suburbios, disolverá sus fronteras, terminará con la libertad religiosa, ilegalizará el seguro médico privado —180 millones de personas tienen un gran seguro médico— destruirá su Segunda Enmienda, confiscará sus armas, y adoctrinará a sus hijos con mentiras anti-americanos”, dijo Trump en un mitin en Fayetteville.

“Un voto por Biden es un voto para dar el control del gobierno a los globalistas, comunistas, socialistas, los hipócritas liberales ricos que quieren silenciarte y cancelarte y castigarte”, añadió el Presidente.

Biden, mientras tanto, dijo: “Mañana tenemos la oportunidad de poner fin a una presidencia que ha dividido a esta nación. Mañana podemos poner fin a un Presidente que ha fracasado en la protección de esta nación. Y mañana podemos acabar con un Presidente que ha avivado las llamas del odio en todo el país”.

“Por un lado, nos enfrentamos a la Mayor amenaza contra lo que somos, y lo que creemos y lo que hemos visto, lo que hemos sido en nuestras vidas. Por otro lado, nuestro futuro nunca ha sido tan prometedor”, añadió el exvicePresidente.

En el último día de sus campañas, ambos candidatos hablaron en los estados que Trump ganó en 2016. En Pensilvania, donde Biden planeó un final de campaña con Lady Gaga, Trump desafió las encuestas en 2016 y obtuvo una victoria por un estrecho margen de 0.7 puntos sobre Hilary Clinton. El Presidente programó su último mitin en Grand Rapids, Michigan, la misma ciudad donde terminó la campaña de 2016 antes de ganar el estado por 0.3 puntos.

Si las elecciones del 2020 no son una victoria aplastante para ninguno de los dos candidatos, la perspectiva de desafíos legales del resultado se cierne sobre ellos. Biden ha dicho que los demócratas tienen 4000 abogados en espera tan solo en Florida. Trump ha insinuado que tampoco es reacio a librar una batalla legal. El conteo de las primeras boletas será probablemente el centro de cualquier desafío.

La pandemia del virus del PCCh reformó monumentalmente las campañas presidenciales y la forma en que la gente puede votar. Veintitrés estados ampliaron el acceso a la votación por correo antes de las elecciones del 2020 como un medio para intentar mitigar la propagación del virus.

Mientras los ciudadanos se dirigen a las urnas, la pandemia parece estar repuntando en muchos lugares de la nación. A diferencia de los picos anteriores, el número de muertes no está aumentando tan rápido como los casos.

Los dos candidatos difieren marcadamente en su percepción del virus y su filosofía para detener la propagación del virus. Biden no ha sido tímido en cuanto a los cierres nacionales y los mandatos de las mascarillas. En el último debate contra Trump, advirtió a la nación de un “oscuro invierno” que se avecina. Trump ha adoptado un enfoque optimista sin disculpas, pregonando el potencial de una vacuna y el desarrollo de nuevas terapias, mientras que dice que la nación ya está “dándole la vuelta” a la batalla contra la pandemia.

Durante su campaña, Trump sugirió repetidamente que los políticos demócratas están utilizando los cierres y restricciones como una forma de ahogar la economía y perjudicar sus posibilidades de reelección. El Presidente también apuntó a la afinidad de Biden con los cierres nacionales y los mandatos de las mascarillas. Biden sugirió que persuadiría a los Gobernadores para que adopten las restricciones. En los estados donde los Gobernadores se resisten, Biden dijo que iría con los alcaldes y los líderes locales.

“Encerrarte en tu casa mientras dejas libres a los alborotadores de la extrema izquierda, el encierro de Biden significará que no habrá escuela, ni graduaciones, ni bodas, ni Acción de Gracias, ni Pascua, ni Navidad, ni el 4 de Julio, y no habrá futuro para la juventud de Estados Unidos”, dijo Trump en Fayetteville.

La campaña de Biden ha tratado de aprovechar la propagación del virus del PCCh atacando la respuesta de Trump a la pandemia.

“Donald Trump agitó la bandera de rendición ante el virus, lo hizo”, dijo Biden a unas dos docenas de vehículos en un rally automovilístico en Cleveland, Ohio, el 2 de Noviembre. “Vamos a tenerlo bajo control, se los prometo. Miren, el primer paso para vencer al virus es vencer a Donald Trump”.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov

A continuación

EE.UU. inicia una investigación sobre la sustracción de órganos en China


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: