USAID planifica la recuperación mundial tras pandemia de COVID-19

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) se está preparando para ayudar a socios internacionales a superar las dificultades económicas y humanitarias causadas por la pandemia de COVID-19.

El administrador en funciones de USAID, John Barsa, anunció el 28 de Octubre la revisión estratégica “Sobre el horizonte” (en inglés) de la agencia, una nueva iniciativa de planificación para un mundo alterado por COVID-19 que ayudará a los países asociados en su camino hacia la recuperación y en su trayectoria hacia la autosuficiencia.

“La experiencia única de USAID en el terreno y su paquete de asistencia son más esenciales que nunca”, indica la agencia en un informe de apoyo a la iniciativa. “Para ser lo más eficaz posible, USAID debe ejercer liderazgo, equiparse para ser flexible y prepararse para una incertidumbre intensificada”.

Vista posterior de una mujer agricultora de pie en un campo y con un azadón en su hombro (Land O’Lakes Venture37 & Cine International Limited/USAID)
“Alimentar el Futuro”, la iniciativa mundial del gobierno de Estados Unidos contra el hambre y para la seguridad alimentaria, capacitó a Nelia, una agricultora de Mozambique, para ayudarle a mejorar las prácticas sostenibles en su comunidad. (Land O’Lakes Venture37 & Cine International Limited/USAID)

En declaraciones al Instituto Empresarial americano (American Enterprise Institute) en Washington, Barsa dijo que la pandemia ha afectado especialmente con dureza a países de bajos y medianos ingresos y que aquello que USAID enfrentará no solo será la actual crisis sanitaria, sino también el impacto económico y humanitario que ello conlleva.

“Las recesiones económicas y las pandemias son siempre más difíciles para los grupos marginados y tienden a promover la autocracia, la corrupción y los disturbios”, explicó Barsa. “Al seguir adelante nosotros continuaremos liderando los esfuerzos para garantizar que la comunidad de donadores esté coordinada en su respuesta inmediata y a largo plazo”.

Se ha informado de más de 52 millones de casos de COVID-19 en el mundo entero, provocando la muerte de más de 1,2 millones de personas, de acuerdo a datos reunidos por la Universidad Johns Hopkins y divulgados por el sitio web MarketWatch. Estados Unidos está apoyando la investigación de vacunas y tratamientos para enfrentar la enfermedad, incluidas varias vacunas que actualmente se encuentran en las etapas finales de prueba.

Pero COVID-19 es más que una crisis sanitaria, expresó Barsa, y requiere una nueva manera de pensar sobre el trabajo humanitario y de desarrollo de la agencia. El desastre económico y humanitario está llevando a decenas de millones de personas a la pobreza y el hambre. Las cadenas de suministros se han interrumpido, las campañas de vacunación y las elecciones se han retrasado y muchas personas están sin escuela o sin trabajo.

“Habrá miles de millones de víctimas de esta pandemia que nunca se contagiaron del virus”, afirmó Barsa.

Mujer con mascarilla junto a una caja de aceite de girasol marcada “USAID” (Tatenda Macheka/WFP/USAID)
Patricia Dhaka es una del 1,8 millón de personas en Zimbabue que recibe ayuda alimentaria financiada por USAID, como parte de los esfuerzos para resolver la grave situación humanitaria y la inseguridad alimentaria durante el confinamiento a causa de COVID-19. (Tatenda Macheka/WFP/USAID)

Como parte de la iniciativa Sobre el horizonte, USAID hizo una revisión estratégica para determinar la manera de adaptarse mejor al volátil contexto mundial. La agencia estableció tres objetivos estratégicos para guiar su trabajo futuro:

  • Desarrollar resiliencia en países que se hacen cada vez más frágiles a causa de COVID-19.
  • Responder a la creciente pobreza, inseguridad alimentaria y pérdida de oportunidades educativas.
  • Fortalecer los extenuados sistemas de salud públicos y privados y la seguridad sanitaria.

El plan también pide enfocarse en regiones duramente afectadas, como América Central y el este de África, que podrían perder sus recientes avances en desarrollo.

USAID también creará una unidad para la previsión estratégica con el fin de anticipar futuras crisis y asegurar que los enfoques técnicos aborden los desafíos emergentes.

Con estos y otros nuevos enfoques “USAID desempeñará una función primordial en ayudar a los países donde trabajamos para reconstruir y recuperar”, finalizó Barsa.

Mujeres con mascarillas cosiendo mascarillas (Mallory Savisaar/USAID)
El proyecto “Global Mamas”, apoyado por USAID en Ghana para fabricar mascarillas, ayudó en la producción de 20.000 mascarillas protectoras para ser repartidas en instalaciones de salud de escasos recursos en comunidades de alto riesgo. (Mallory Savisaar/USAID)

ACLARACIÓN IMPORTANTE: Cazamentiras.Com no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: