Western Union suspende envío de remesas a Cuba por fuera de Estados Unidos

La compañía norteamericana de servicios financieros, Western Union, suspendió el 26 de febrero los envíos de dinero a Cuba realizados por fuera de Estados Unidos, después de anunciar las nuevas restricciones a comienzos de mes.

La advertencia sobre la suspensión de los servicios se había dado a conocer en el portal de la compañía, durante los procesos de envío de dinero.

“Tenga en cuenta que los servicios de transferencia de dinero de Western Union a Cuba desde países distintos de Estados Unidos pueden suspenderse, a partir del 26 de febrero de 2020. Disculpe las molestias”, anunciaba el portal web.

Margaret D. Fogarty, una portavoz de la empresa, confirmó el llamado hecho en la plataforma y explicó algunos motivos que llevaron a que se tomara dicha decisión, entre ellos las dificultades de operar el servicio en otros países, a excepción de Estados Unidos, según Cibercuba.

“Debido a los particulares desafíos que plantea el funcionamiento de los servicios de remesas a Cuba en países fuera de Estados Unidos, Western Union pudiera perder su capacidad para operar servicios de transferencia de dinero a Cuba desde el extranjero. Si se produce este cambio, será efectivo el 26 de febrero de 2020”, dijo la portavoz al medio.

Fogarty dijo que la compañía entendía el impacto que la nueva normativa tendría en sus clientes, pero anunció que mantendrían un seguimiento directo con ellos mientras se producen los cambios, además dejó en claro que los usuarios podrían seguir enviando dinero a Cuba desde la aplicación de Western Union.

El 90 por ciento de las remesas enviadas a Cuba provienen de Estados Unidos y se canalizan por medio en entidades como Western Unión, las transferencias hechas directamente entre bancos cubanos y estadounidenses no existen, según The Havana Consulting Group.

Las remesas enviadas por agencias a Cuba usan bancos por fuera de EE.UU. ubicados en Canadá, Europa y Sudamérica, de acuerdo a la firma de consultoría.

Descontento al enviar y recibir remesas

Alexander Otaola, un reconocido influencer establecido en Miami, ha expresado el descontento que le genera enviar remesas a Cuba, según El Nuevo Herald.

Otaola, quien también es presentador, ha dicho al régimen que, si la diáspora es la segunda fuente de divisas cubanas, deberían ser escuchados y tenidos en cuenta.

“Queremos que las instituciones funcionen de manera transparente, sin corrupción, que bajen el precio del pasaporte [que cuesta más de USD 400 para quienes viven en EEUU], que abran el país a las libertades esenciales del ser humano y que termine la represión”, dijo.

El presentador anunció que desea que su pueblo deje a un lado la dependencia a la dictadura, “un pueblo entero no puede ser una nación mendiga que esté esperando por lo que envíen desde fuera. No podemos acostumbrarnos a que nuestro pueblo sea rehén de una dictadura y nuestras familias se usen como moneda de cambio”.

Frente a la situación de sus familiares dentro de la isla y de las otras personas que dependen de los ingresos de las remesas para su subsistencia, Otaola reflexionó, “Si tú le mandas a tu madre USD 200 ella va a seguir pasando hambre, va a seguir pasando necesidad. Nosotros estamos acostumbrados a mandar dinero a Cuba para ayudar a los nuestros, pero ¿realmente ayuda?”

A continuación

¿Qué es el comunismo y cuál es su objetivo?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *