Zhuang Zi, el Mayor patriarca del Taoísmo después de Lao Zi

Zhuang Zi, el Mayor patriarca del Taoísmo después de Lao Zi

El funcionario chino Zhuang Zi (369-286 a.C.) también conocido como Chuang Tse, nunca fue un oficial prominente en el gobierno durante su vida. Incluso durante un corto período de tiempo fue el funcionario de nivel más bajo en su ciudad natal y aunque el rey de un estado una vez le ofreció el puesto de primer ministro, él lo rechazó.

Zhuang Zi comparó el intercambio de la libertad por el papel de un funcionario de gobierno como una tortuga divina que vendía su caparazón para ser adorada.

Visto como un excéntrico en su época, Zhuang Zi vivió una vida muy pobre pero nunca fue pesimista. Se distanció de los asistentes oficiales que disfrutaban de muchos lujos y no le incomodaron las ropas remendadas, un cuenco de arroz vacío, o incluso a veces vivir de la caridad.

Además abogó por la iluminación a través de la liberación de las preocupaciones mundanas, siguiendo la regla natural del Dao. Luego fue reconocido como el Mayor patriarca del Taoísmo junto con Lao Zi.

Como los Taoístas no perseguían la fama, la riqueza o las carreras, ni están interesados en el reconocimiento público, poco se sabe de la vida de Zhuang Zi. Sin embargo, el libro que lleva su nombre, ‘Zhuang Zi’, también conocido como ‘El Clásico Puro de Nan-hua’, ha sido ampliamente admirado durante generaciones y ha dado lugar a miles de volúmenes de investigación y literatura interpretativa.

Reconocido como una persona sabia e imaginativa, Zhuang Zi utilizó en sus escritos numerosas metáforas y el sarcasmo del tipo humorístico. Su creencia era que la naturaleza debía permanecer intacta y que los humanos debían buscar la armonía con el medio ambiente.

El libro ‘Zhuang Zi’ ha atraído a personas de una amplia gama de clases sociales y la filosofía del autor ha tenido un profundo impacto en la vida cotidiana de la gente. La obra ha sido traducido a muchos idiomas alrededor del mundo.

En ella reflexionó sobre los efectos negativos de la llamada civilización y expresó su aspiración por la libertad espiritual. Esta filosofía encontró más tarde su camino en la literatura secular y en el arte visual. También abogó por ser libre de los apegos mundanos y se manifestó fuertemente contrario a que la gente pase su vida persiguiendo glorias mundanas o tesoros materiales.

Zhuang Zi creía que el Mayor logro de una sociedad era hacer “acción sin acción, gobernar gobernando nada (wu-wei)”. Esto alentaba una acción tan perfecta que todo seguía su curso natural y no había ningún rastro visible del autor y estaba completamente en sintonía con la naturaleza original del mundo – el Tao.

Por lo tanto sostenía que en una sociedad el gobernante debía gobernar sin intervención deliberada. Sin presión del gobernante, cada persona sigue su naturaleza con libertad espiritual y la sociedad funciona así en armonía.

A diferencia del confucianismo institucional, que se ocupa de las responsabilidades sociales de sus seguidores, la filosofía de Zhuang Zi se centra más en la vida privada y la sabiduría espiritual de un individuo. Más tarde, muchos intelectuales chinos recurrieron a su filosofía en la turbulencia de los cambios de dinastía.

*****

¿Sabía?

El libro chino más traducido en la historia se lee en 40 idiomas pero está prohibido en China


ACLARACIÓN IMPORTANTE: ReporteroCubano.Net no necesariamente comparte las opiniones políticas que se expresan en los artículos tomados de otros medios de información. | Visite la fuente para más información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *