Americanos: No lo duden, donde las dan las toman

Mohamed Atta desapareció del radar de la Inteligencia Americana desde Agosto 7 y hasta Septiembre 10 del 2001

New York Septiembre 19 del 2001 | La bandera americana ondea sobre ellos mientras equipos de rescate excavan montones de escombros del destruido World Trade Center. Foto de Andrea Booher – FEMA

Mohamed Atta, el cabecilla del grupo terrorista que atacó el World Trade Center y el Pentágono y estrelló el Vuelo 93, desapareció del radar de la Inteligencia Americana -FBI, CIA, etc.- desde Agosto 7 y hasta Septiembre 10 del 2001. (Wikipedia, “Mohamed Atta”).
Observadores independientes afirman que Atta se dice fue visto, bajo la protección aparente de agentes de inteligencia Cubanos en Santo Domingo, República Dominicana, en alguna fecha entre
el 1º y el 9 de Septiembre del 2001. Conocedores de que se trataba de un personaje relacionado estrechamente con operaciones terroristas árabes apoyados por el Gobierno Castrista de Cuba creen que Atta viajó secretamente a La Habana, por razones y propósitos que se desconoce, al igual que tampoco se sabe con quién se entrevistó el cabecilla terrorista Mohamed Atta en Cuba.

Una interesante coincidencia del tristemente famoso “Nine Eleven” Americano fue que el 11 de Septiembre del 1973 y ante el inminente fracaso de de la intentona, su guardia personal cubana ultimó a balazos en La Casa de la Moneda en Santiago de Chile, al Presidente Socialista Chileno Salvador Allende, quien habría tratado de producir un auto-golpe de estado para declarar al país bajo un gobierno totalitario socialista. El traidor intento de Allende, ordenado desde La Habana por el difunto dictador Fidel Castro, fue frustrado por la intervención de las Fuerzas Armadas Chilenas bajo el mando del General Augusto Pinochet.

EXTREMADAMENTE SORPRENDENTE es el hecho largamente desconocido por el Mundo, que en la madrugada, al amanecer del 11 de Septiembre del 2001, el Diario Oficial de La Juventud Comunista de Cuba, Juventud Rebelde, publicara en su Edición Digital en Internet que se había producido un ataque terrorista en New York y reinaba el caos en la ciudad. ¡Faltaba un número de horas para que se produjeran los tristes y lamentables hechos!

Horas más tarde, alertados los cabecillas del espionaje en La Habana, los Cubanos borraron rápidamente lo publicado en anticipación de los hechos que en unas horas serían reales y asesinaron de un disparo en la cabeza a una persona alcohólica a quien consideraron autor del que debería haber sido un costoso error del Castrismo.

By cazamentiras

¡Cuidado con los abuelos!

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *