El Asesinato de Manuel Ascunce fue ordenado por el G2

Manuel Ascunce Domenech era un niño cubano en una accion patriótica cuando lo asesinaron los mafiosos castristas organizados y llevados al poder por los foragidos Hermanos Castro (Enero 25 del 1945 – Noviembre 26 del 1961)

Fuente: Personas protagonistas de los hechos

El asesinato del alfabetizador Manuel Ascunce fue planeado y ordenado por la Seguridad del Estado de Cuba, conocida como G2.

Castro en persona ordenó “crear condiciones” para desalojar rápidamente a los campesinos del Escambray, muchos de ellos sus partidarios. Así fue como lanzaron rápidamente la Ley 988 por la cual se hizo legal lo que era constitucionalmente arbitrario: la confiscación de las fincas de los opositores políticos.

La Ley 988, fue decretada por el régimen castrista con el propósito de justificar los crímenes cometidos contra los alzados y sus colaboradores en la antigua provincia Las Villas. Esta ley permitía la confiscación de propiedades privadas de los insurgentes, y los fusilamientos de jefes guerrilleros y alzados que fueran encontrados culpables de cometer crímenes contra los poderes del Estado.

(¿Alguien sabe si Naranjito ya se murió o todavía está vivo?)

La República de Cuba bajo la muy revolucionaria Constitución del año 1940 no aplicó ese tipo de medidas contra la guerrilla de Fidel Castro y quienes lo respaldaban en 1956 al 1958 en la Sierra Maestra, Sierra Cristal, la propia Sierra del Escambray y otros lugares.

Los oficiales del G2 del gobierno de Fidel Castro prepararon varios asesinatos de campesinos y brigadistas (alfabetizadores y maestros) y enviaron luego a los pobladores locales para Las Terrazas, Pinar del Rio, a vivir en tiendas de campaña militares rusas. A muchos otros los dejaron salir sin tropiezos, tanto legal como ilegalmente, por las dos costas, la costa sur de las Villas junto al Escambray y toda la costa norte desde Camarioca en Matanzas, hasta Caibarién en la actual Villa Clara.

Mucha gente del Escambray está allí vivita y coleando en Las Terrazas en Pinar del Río, y tienen boca y hacen cuentos. Actualmente es un pequeño caserío de los años 70 y 80 del siglo pasado habitado Mayormente por los campesinos sacados del Escambray y Mayormente por sus descendientes. Porque a decir verdad, la inmensa Mayoría de los opositores castristas se largaron para el extranjero en cuanto tuvieron la oportunidad.

El asesinato de Manuel Ascunce Domenech se produjo en Limones Cantero, finca Palmarito el 26 de Noviembre del 1961, junto a un colaborador castrista llamado Pedro Lantigua Ortega, a manos de los guerrilleros alzados Braulio Amador Quesada (principal ejecutor), Pedro González Sánchez y Julio Emilio Carretero Escajadillo (Comandante en Jefe de las Guerrillas del Escambray, después de la muerte de Tomás San Gil).

Sus cadáveres fueron traídos al poblado, donde campesinos y brigadistas les rindieron el tributo emocionado y merecido; más tarde el cadáver de Manuel fue trasladado a la capital.

El asesinato de Domenech no tenía justificación. El joven brigadista estaba desarmado y era menor de edad y se enfrentó a la guerrilla (de los alzados) cuando estos fueron a ajusticiar a Lantigua, un informante de la milicia en la zona y del G2 Castrista.

Entre los Jefes Guerrilleros (de los alzados) hubo un repudio hacia ese acto irresponsable. Al régimen castrista le convenía los mártires, y trató de crearlos, enviando a imberbes jóvenes alfabetizadores a zonas en estado de guerra utilizando estos incidentes, muy poco frecuentes en la guerrilla, para representar a los alzados como criminales y ladrones.

Aunque la muerte de Domenech recibió mucha publicidad por parte del régimen, también es cierto que el gobierno de Castro, en la búsqueda de mártires, irresponsablemente -y posiblemente con toda intención- envió a centenares de brigadistas-alfabetizadores a zonas de combate, instalándolos a que sirvieran de delatores. (Fuente: Personas protagonistas de los hechos cuyos nombres no pueden ser revelados aquí por la seguridad de las mismas.)

By cazamentiras

¡Cuidado con los abuelos!

Leave a comment

Your email address will not be published.