Ley Helms-Burton | Gobierno de transición en Cuba será un gobierno que esté demostrablemente en transición de la dictadura totalitaria a la democracia representativa

El Presidente Bill Clinton firma Ley Helms-Burton Marzo 12 del 1996
El Presidente Bill Clinton firma Ley Helms-Burton Marzo 12 del 1996
El Presidente Bill Clinton firma Ley Helms-Burton Marzo 12 del 1996

SECCIÓN 205. REQUISITOS PARA UN GOBIERNO DE TRANSICIÓN

Para efectos de esta Ley, un gobierno de transición en Cuba es un gobierno que—
(1) está demostrablemente en transición de la dictadura totalitaria comunista a la democracia representativa;
(2) ha puesto en libertad a todos los presos políticos y ha permitido que las organizaciones internacionales de derechos humanos competentes investiguen las cárceles cubanas;
3) ha disuelto el actual Departamento de Seguridad del Estado en el Ministerio del Interior de Cuba, incluidos los Comités de Defensa de la Revolución y las Brigadas de Respuesta Rápida;
(4) se ha comprometido públicamente a, y está haciendo progresos demostrables en–
(A) establecer un poder judicial independiente;
(B) respetar los derechos humanos y las libertades fundamentales reconocidos internacionalmente, tal como se establece en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la que Cuba es una nación signataria;
(C) garantizar efectivamente los derechos de libertad de expresión y libertad de prensa;
(D) permitir el restablecimiento de la ciudadanía a los ciudadanos nacidos en Cuba que regresan a Cuba;
(E) organizar elecciones libres y justas para un nuevo gobierno–
(i) se llevará a cabo dentro de 1 año después de que el gobierno de transición asuma el poder;
(ii) con la participación de múltiples partidos políticos independientes que tengan pleno acceso a los medios en igualdad de condiciones, incluso (en el caso de la radio, la televisión u otros medios de telecomunicaciones) en términos de asignaciones de tiempo para dicho acceso y los tiempos del día en que se dan dichas asignaciones; y
(iii) llevarse a cabo bajo la supervisión de observadores reconocidos internacionalmente, como la Organización de los Estados Americanos, las Naciones Unidas y otros observadores electorales;
(F) asegurar el derecho a la propiedad privada;
(G) tomar las medidas apropiadas para devolver a los ciudadanos y entidades de los Estados Unidos bienes tomados por el Gobierno de Cuba de dichos ciudadanos y entidades a partir del 1 de Enero del 1959, o para proporcionar una compensación equitativa a dichos ciudadanos y entidades por dichos bienes;
(H) tener una moneda que sea totalmente convertible a nivel nacional e internacional;
(I) otorgar permisos a empresas privadas de telecomunicaciones y medios de comunicación para operar en Cuba; y
(J) permitir el establecimiento de un movimiento laboral independiente y de asociaciones sociales, económicas y políticas independientes;
(5) no incluye a Fidel Castro ni a Raúl Castro;
(6) ha dado garantías adecuadas de que permitirá la distribución rápida y eficiente de la asistencia al pueblo cubano; y
(7) permite el despliegue en toda Cuba de observadores internacionales de derechos humanos independientes y sin restricciones.

SECCIÓN 206. REQUISITOS PARA UN GOBIERNO DEMOCRÁTICAMENTE ELECTO

Para efectos de esta Ley, un gobierno elegido democráticamente en Cuba, además de seguir cumpliendo con los requisitos del Artículo 205, es un gobierno en Cuba que:
(1) resultados de elecciones libres y justas–
(A) realizado bajo la supervisión de observadores reconocidos internacionalmente;
(B) en el que a los partidos de la oposición se les permitió tiempo suficiente para organizar y hacer campaña para dichas elecciones, y en el que a todos los candidatos en las elecciones se les permitió pleno acceso a los medios de comunicación;
(2) está mostrando respeto por las libertades civiles básicas y los derechos humanos de los ciudadanos de Cuba;
(3) ha establecido un poder judicial independiente;
(4) se está moviendo sustancialmente hacia un sistema económico orientado al mercado basado en el derecho a poseer y disfrutar la propiedad;
(5) se compromete a realizar cambios constitucionales que aseguren elecciones regulares, libres y justas que cumplan con los requisitos del párrafo (2); y
(6) ha devuelto a los ciudadanos de los Estados Unidos, y las entidades de las cuales el 50 por ciento o más son propiedad de ciudadanos de los Estados Unidos, bienes tomados por el Gobierno de Cuba de dichos ciudadanos y entidades a partir del 1 de Enero del 1959, o ha proporcionado una compensación completa en de conformidad con las normas y prácticas del derecho internacional a dichos ciudadanos y entidades por dichos bienes.

By cazamentiras

¡Cuidado con los abuelos!

Leave a comment

Your email address will not be published.